Claves de las páginas web para psicólogos, terapeutas y coachers

Las páginas web para psicólogos, terapeutas y coachers siguen unas reglas básicas que recomiendo no saltarse.

Son unas directrices que trabajan por la experiencia de usuario, la facilidad con la que acceden a un servicio delicado, orientado a la salud. Por ello, prácticas que funcionarían en otro tipo de negocios aquí entorpecen tu labor comercial.

Porque, no nos olvidemos, que es la web de un terapeuta ofrece servicios, y salvo contadas excepciones, esos servicios implican un coste, una venta. Así que tampoco hay que descuidar los claims y las llamadas a la acción.

Pasos previos al diseño de la página web

Al igual que en servicios de marcado carácter comercial, antes de diseñar la página web de un psicólogo hay que analizar el lugar que este quiere ocupar con sus productos.

Vale la pena atender a la especialidad psicológica, a sus potenciales clientes y, sobre todo, a la región en la que trabajará.

páginas web para psicólogos

Una vez dispones de toda esta información (que no es poca), ya nos podemos poner con la web, ya que no es lo mismo el diseño de páginas web para psicólogos que para coachers. La estructura difiere sutilmente, y lo que funciona a unos vale de poco a los otros.

Definir bien tu proyecto desde el principio te dará facilidades en los siguientes pasos.

Tanto si la contratas, como si decides maquetarla tú misma, la web de tu negocio, requiere de unos pasos previos que no puedes pasar por alto.

A nivel técnico, te interesa decidir:

¿Qué dominio emplearás?

Si trabajas tu marca personal, mi consejo es que utilices tu propio nombre. Si te apetece darle pistas a Google, puedes acompañarlo de tu oficio. En mi caso, algo así como “guillermocoacher.es”, pero ni es imprescindible ni garantiza que luego la marca posicione mejor.

Porque, recuérdalo, eres una marca.

Dominios con extensión .es

Si ofreces tus servicios en España, ¿para qué quieres recibir visitas de otros países?

La recomendación es apostar por el producto patrio, o de la comunidad en la que residas. El .com es goloso pero te abres a demasiadas personas y, como verás en la parte del posicionamiento, puede determinar el éxito de tu campaña.

¿Dónde alojarás tu web?

Este consejo vale en páginas web para psicólogos como para cualquier otro sector. Contrata el hospedaje en el país donde ofrecerás el servicio. Te ahorras “conversaciones” entre servidores que pueden estar en la otra punta del mundo.

Ya sabemos que Internet es rápida, pero aunque sea por dos segundos, no hagas esperar a los clientes.

Además, si contratas el hosting en tu zona de influencia, te garantizas un servicio técnico que se despierta a la misma hora que tú.

Evita servicios gratuitos

Muchos profesionales, antes de contratar su propia web, ya experimentaron con el blogging, por lo que cuentan con un blog hasta cierto punto bien posicionado y no quieren desperdiciarlo (y no deberían).

En tales casos, acostumbran a enlazar ese blog desde la web principal, generando así un efecto extraño para los usuarios, que se sienten empujados fuera de la seguridad de la web madre.

La mejor solución es migrar los contenidos de ese blog externo a la nueva web, siempre teniendo en cuenta que el SEO no se desmonte y pierdas potenciales visitas.

Además, nunca serás la dueña de un blog alojado en Blogger o WordPress.com, aunque lleves escribiendo décadas y recibas miles de visitas diarias.

Característica de las páginas web para psicólogos

Pasamos a los aspectos estéticos de tu web. La idea es construir un look and feel que atraiga y genere la suficiente confianza para que alguien ponga su salud emocional en tus manos.

Explicado así, tal cual, no parece fácil.

Pero el diseño cuenta con su propia psicología, con recursos que actúan sobre las mentes de los usuarios. Gracias a ellos, transmitirás tu mensaje con la mayor eficacia posible.

La paleta de colores

Quizá sea uno de los elementos fundamentales de tu estrategia.

Al igual que no pintarías las paredes de tu consulta de negro y rojo, lo mismo harás con tu web.

páginas web para psicólogos

Utiliza colores diáfanos, gamas de gris perla y otros tonos pastel si es que buscas contrastes más marcados.

Esta paleta debe dialogar con el logotipo, así que si alguno de los colores de este aparecen más veces a lo largo de la web, mayor unicidad obtendrás.

Confía en el blanco como color de fondo para la mayoría de textos. Es un consejo de sentido común, lo verás en un porcentaje elevadísimo de webs.

Navegación sencilla

A toda página web le sienta bien una navegación sencilla y bien estructurada.

Las páginas webs de psicólogos y terapeutas acostumbran a mostrar gran cantidad de información ya que ofrecen servicios para distintas franjas de edad y responden a múltiples necesidades, tanto individuales como grupales.

Toda esa información no puede mezclarse, así que crearás una página para cada servicio.

level-up-idiomes-disseny-web

Igualmente, lleva a cabo el gesto contrario si la información es escasa o redundante. Agrupa las páginas porque te ayudará de cara al posicionamiento. Google trata mejor a las páginas con 600 palabras que aquellas que dispongan de menos.

La información debe encontrarse rápido. El gesto normal es desplegar un menú, así que todo lo que implique más clics, puede restar interés a tu propuesta.

Llamadas a la acción

Aunque suene al clásico “compra ya”, toda página web para psicólogos, terapeutas y coachers debe contar con llamadas a la acción eficaces.

Para algunos, será un botoncito con el teléfono en la parte superior derecha; para otros, un formulario que facilite la solicitud de información.

Dependerá de tu estrategia la forma y el número de estos “toques de atención”, aunque, recuerda: siempre es mejor un botón bien situado que docenas repartidos al tuntún.

Textos efectivos

Si te dedicas a la psicología, ya sabes cómo tratar a la gente, o deberías. La empatía debe primar frente a los deseos de darte a conocer.

Redacta textos cálidos, que vayan al grano, sin excesiva retórica, pues con esta perderás a tus potenciales clientes.

Piensa en tus textos como un paseo agradable. Nadie quiere estresarse en el trayecto. Por eso, deja que se olviden de que, al final del camino tendrán que tomar una decisión. Cuando llegue el momento de decidir, plantéalo como una oferta. ¿Quieren mejorar su salud? En caso de que respondan que no, tampoco debe quedarles la sensación de que están cometiendo un error. Nadie lo piensa.

páginas web para psicólogos

En caso de que la web esté orientada a una organización, como un gabinete de psicología, puedes permitirte cierto corporativismo, aunque eso sí, sin perder la calidez.

Consejo: cuida los adjetivos, emplea solo los más amables; también vigila los verbos en imperativo, pues suelen entenderse como órdenes.

Como última recomendación con los textos, insistiría en que incluyeras la ciudad o región en la que trabajas. Inclúyela donde quedé bien, sin que resulte artificioso. Con este gesto acotarás el mercado y tus vecinos serán los primeros en descubrir tus actividades.

Buena selección de imágenes

La elección de imágenes para una web implica un conocimiento del público potencial, ya que algunos temas pueden ser más familiares que otros de cara al visitante.

Si no cuentas con fotos de tu consulta, invierte un mínimo en ello, aunque sea pidiendo a tus familiares y amigos que te presten una cámara réflex.

Las fotos de la consulta deben estar en buena resolución. Evita los filtros porque, por muy bonitos que queden, están participando en una mentira. Muchos de los lugares que filtramos en Instagram son menos cálidos de lo que parecen. Nadie quiere llevarse un chasco al cruzar la puerta.

páginas web para psicólogos

Tampoco abuses de las fotos de stock. Las fotos de stock  acostumbran a representar espacios del ámbito anglosajón, por lo que generarán la misma confusión que una mala imagen.

Lo mismo con las fotografías en las que aparecen personas en plena consulta. Es falso, cualquiera verá que están posando. Si eres psicólogo o terapeuta, ves con cuidado a la hora de mostrarte en acción; eso sí, a no ser que tu actividad comprenda actividades al aire libre o impliquen grupos, como ocurre con algunas terapias concretas o con los coachers.

El SEO local

Las páginas web para psicólogos, terapeutas y coachers requieren de un esfuerzo de posicionamiento distinto a otros servicios.

Estamos ante un modelo de negocio al que se llega tras muchas deliberaciones, no funciona por impulsos. Acostumbra a funcionar el boca oreja más que dejar una reseña en Google MyBusiness. Hablando de este servicio de Google, en la psicología, las reseñas son el doble de valiosas, ya que no todo el mundo suele compartir que visita regularmente un centro de psicología.

Lo que sí te recomiendo es que te inscribas en todo directorio de psicólogos que descubras. Aportarán tráfico a tu web y, dependiendo de la calidad del directorio, un mínimo posicionamiento (aunque tampoco para tirar cohetes). Otro detalle a tener en cuenta con el SEO local es la dirección desde la que operas. Procura que en todas partes siempre sea la misma y esté escrita tal y como aparece en Google Maps. Genera unicidad, evita confusiones.

Por Bill Jiménez

Copywriter y diseñador web con más de diez años de experiencia. Soy la cabeza visible de Discursiva y controlo lo bastante de marketing digital como para que tu marca o empresa salga beneficiada.